93 302 11 02

Actualidad

Actualidad > ¿En qué consiste la Entrevista al Padre?

¿En qué consiste la Entrevista al Padre?

Lunes, 24 de octubre de 2016

Una técnica empleando sillas.

John Mc Neel publicó en 1994 una técnica terapéutica que nombró “Entrevista al padre”. Esta técnica se utiliza empleando dos sillas, como las que utilizada Fritz Perls en los años 60’. Originalmente, esta técnica se utilizaba con el objetivo de trabajar la integración de las diferentes partes de la persona.

Con la aplicación de Mc Neel, las sillas empezaron a servir para resolver también relaciones conflictivas con los padres y madres de los pacientes. Y no sólo eso. También se empezó a utilizar para sentar delante de la persona a objetos inanimados (la vieja escuela, un coche, una obsesión, un dolor de cabeza o de estómago…). Sea quien sea o sea lo que sea que se siente delante, el paciente tiene la oportunidad de hablarle y contarle necesidades.

Mc Neel propone que, durante el proceso, se proponga un cambio de sillas, cambiando el “personaje” o la “cosa” que va a dramatizar: - “Ahora serás tu madre”, “Ahora serás tu dolor de cabeza”-. La respuesta, vendrá entonces del Estado del Yo Padre de la figura en la que se ha dramatizado (la madre o el dolor de cabeza).

-“Dime que está bien tener éxito”-.

Cuando el paciente está siendo él mismo, puede ser que la respuesta venga del Estado del Yo Niño Adaptado; o que haya una petición del paciente a la proyección parental; o que haya un rackett acompañando a la petición.

-“Te dije que nunca llegarías a nada”-.

Cuando el paciente representa la proyección parental, puede responder desde su Estado del Yo Padre Crítico; o responder con una manifestación del Padre “plástico” en la que aparentemente se ve como algo afectivo, pero solo es una frase apropiada a la situación (y no precisamente afectiva).

- “Por favor, dime que me quieres”-.

En todas las situaciones, se da una reactuación de una situación no resuelta. Este trabajo sirve para cerrar este proceso. El objetivo del psicoterapeuta es permitir que el cliente vea lo que está pasando, ayudar a que manifieste insights. Para ello, el terapeuta debe utilizar herramientas y no ser un espectador de la escena, buscando clarificar lo que aparezca durante el trabajo. Así, el cliente puede responsabilizarse de su conducta y resolver.

La Entrevista al Padre se utiliza cuando el psicoterapeuta ve en el paciente la posición de Víctima, y se basa en hablar con la proyección paterna como si él o ella fueran esa persona. Es importante, aclara McNeel, que las preguntas se basen en la creencia de que el padre original no actuó con maldad, sino desde una posición amenazada. El paciente tendrá una experiencia visceral siendo su padre o madre, sintiendo como su Pequeño Profesor. Así puede ver por fin, separadamente a esa persona:

- “ya no tengo que detenerme a cuidar de ti”.

Texto original: McNeel, J.R. (1976). The parent interview. Transactional Analysis Journal, 6, pp. 61-68.