93 302 11 02

Actualidad

Actualidad > "Es que ésto es verdad"

"Es que ésto es verdad"

Lunes, 11 de junio de 2018

Por Anna M. González

Sobre el por qué del Ciclo de Talleres: Relaciones y AT

 

 

 

 

 

 

Cuando pienso ahora en mi elección profesional a una edad en la que hubiera podido escoger alguna otra de las profesiones que me parecían igualmente interesantes, me pregunto qué pudo inconscientemente empujarme hacia la Psicología; conecto, entonces, con el interés por comprender, con una curiosidad parecida a la de una niña de cuatro años que pregunta incesantemente el por qué. Recuerdo que me sorprendía la seguridad con la que mi padre respondía ante una preocupación o enfado de mi madre, cómo aquello que a ella la alteraba significativamente a él no, y viceversa. Esto pasaba también entre los niños que jugaban en la calle y que yo observaba intentando adivinar la reacción de uno u otro según el problema. Esta curiosidad me enganchó más tarde a la serie Pequeño Saltamontes; el maestro tenía respuestas para todo aunque yo no pudiera todavía entenderlas en  profundidad. Creo que ahí empezó a gestarse el deseo de encontrar el saber que nos acerca a la comprensión del comportamiento humano.

 

¿Por qué  el Análisis Transaccional?

Por dos motivos: uno que tiene que ver con esas respuestas que iba buscando; sólo el arte me había acercado a ellas hasta que encontré el Análisis Transaccional. El AT me abrió la puerta, primero a la investigación, después a la certeza. Y desde esa certeza tomé más consciencia sobre la historia de mi vida, entendí, y llegó así el segundo motivo: el camino hacia el autoconocimiento y  el aprendizaje de un abordaje psicoterapéutico eficaz. El objetivo del  “Ciclo de Relaciones y Análisis Transaccional” ha consistido, pues, en presentar y relacionar,  de una manera teórico práctica, algunos conceptos claves del Análisis Transaccional para acercarnos a la comprensión de lo que pasa más allá de la comunicación.

Y es que, con frecuencia, en la vida diaria dedicamos mucho tiempo a pensar o a hablar sobre nuestra dificultades relacionales. Nos podemos sentir atrapados en relaciones conflictivas, dolorosas, decepcionantes…, sin darnos cuenta de qué patrón relacional estamos repitiendo, sin darnos cuenta que estamos más en la reacción que en la comunicación.

Los patrones relacionales aprendidos en nuestra infancia en base a las figuras de autoridad más importantes para nosotros, el comportamiento que aprendemos para adaptarnos a la exigencias del ambiente en el que crecemos, las caricias que moldean nuestro autoconcepto, la posición existencial -creencias y sentimientos sobre nosotros, los otros y la vida- determinaran en gran medida nuestras futuras relaciones con los demás e influiran en nuestro bienestar.

La relación se convierte así en un lugar donde crecer o sufrir.

Y este fue el punto de partida para aprender y experimentar con más consciencia sobre nuestra relación con los demás y con nosotros mismos.

La experiencia ha sido breve pero intensa. Una de lo muchos momentos que regala la  enseñanza y la práctica del Análisis Transacconal  es el del insight en el que la persona queda gratamente sorprendida, ante el cual se abre el deseo de saber más,  ante el cual se reconoce la eficacia de los instrumentos del Análisis Transaccional. 

Una persona de las asistentes a los talleres me comentó de forma muy espontánea “es que ésto es verdad”. Y es que no se necesita más para definir el conocimiento que el Análisis Transaccional proporciona.

Quiero aprovechar esta oportunidad para agradecer de nuevo a todos los que habéis hecho posible la realización de estos talleres: por vuestra presencia,  interés, entusiasmo,  confianza y  participación.

Gracias al Cep por estos diez años de compromiso con el crecimiento personal y profesional.

 

Anna Maria González Serrano

 Psicóloga General Sanitaria, Psicoterapeuta acreditada por FEAP y EFPA, Psicoterapeuta Analista Transaccional bajo contrato por la EATA, Formación continuada en Psicologia Integrativa